¡BIENVENIDOS A ROM-UP!

La inclusión del pueblo gitano a través de experiencias educativas de éxito

Contexto

Más de 10 millones de gitanos viven en la UE, lo que los hace el mayor colectivo minoritario en Europa. Son el colectivo más discriminado y excluido socialmente, sobre todo en lo que se refiere al acceso a la educación, el empleo, el sistema sanitario y la vivienda.

La falta de educación académica en el pueblo gitano es una de las causas principales de la situación actual. Pocos niños y jóvenes gitanos van a la escuela, y sus resultados académicos son bajos, lo que reduce sus oportunidades en el mercado laboral. El pueblo gitano se encuentra ante serias limitaciones en el acceso a la educación. Esto se hace evidente en las bajas cifras de matrícula de los niños gitanos y en el hecho que la segregación escolar permanece. La pobreza y los bajos ingresos también dificultan el acceso a la educación. La escasez de recursos económicos en la comunidad gitana dificulta que los niños vayan a la escuela, ya que los padres carecen de los recursos financieros necesarios para poder pagar el material escolar, la ropa y la comida.

Las condiciones precarias en lo que se refiere a la vivienda también afectan a la asistencia y los resultados de los niños en la escuela, ya que se encuentran ante condiciones geográficas adversas para llegar a la escuela, pues viven lejos de ella. La escolarización especial sigue siendo un aspecto clave en la educación del pueblo gitano. Los niños de esta etnia son derivados frecuentemente a escuelas de “educación especial” para niños con necesidades especiales que siguen un temario más sencillo que las escuelas normales.

En los casos en los que los niños van a la escuela normal, no reciben la misma enseñanza de calidad que los niños no gitanos, por su asistencia irregular o por no recibir el apoyo necesario. Por todo ello, este proyecto nace de la necesidad de mejorar el nivel educativo y la calidad de vida del pueblo gitano. La clave para llegar a estos objetivos es promover la participación educativa de los niños gitanos. Esto se puede conseguir aumentando la concienciación de las experiencias educativas de éxito que promueven la educación en el pueblo gitano.

El proyecto ROM-UP! ofrecerá medidas concretas de éxito para garantizar que todos los niños y niñas gitanos tengan acceso a una educación de calidad, asegurando la finalización de los estudios primarios, reduciendo las cifras de abandono escolar y promoviendo el acceso a los estudios superiores.
Este proyecto ha sido financiado con el apoyo de la Comisión Europea. Esta publicación refleja la opinión del autor, y la Comisión no se hace responsable de cualquier uso que pueda hacerse de la información contenida en este documento.